dilluns, 30 de novembre de 2015

Refugiats 6 / Nova fotoemoció

Nunca perderemos la esperanza
 
Yo soy Asil y tengo 12 años. Mis hermanos y yo caminamos por el campo y sobre las vías del tren. Estamos un poco cansados, pero nos esforzamos mucho para poder llegar a la escuela a tiempo. 

Las piedras del camino nos hacen heridas en los pies, pero ya aprendimos a asimilar el dolor. Tenemos que andar muchos quilómetros para ir a la escuela, no tenemos medios para otra. 

Somos niños muy humildes y sencillos. Nos entristece que algunas personas se burlen de nuestro aspecto. Hay momentos que tenemos miedo porque nos insultan y salimos corriendo. 

Lo único que tenemos claro es que nunca perderemos la esperanza y siempre iremos adelante para ser alguien de mayores.   

Dévora Mishel Carrasco (3r ESPA)

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada